Dormir colgado de un precipicio

Hay todo tipo de personas viajeras: hay los que les gustan viajar al sabor del viento, los que prefieren surcar los mares, los que adoran ir de auto-stop, los que la incertidumbre del destino les pone nerviosos, los que sueñan con seguir viajando tan solo llegar al destino, los que prefieren ir despacio y perderse entre los pueblos de idiomas desconocidos, lo que vuelan…y los que adoran dormir colgados de una montaña.

¿Dormir pendiente de un precipicio?

Esto es lo que propone hotel Skylodge en el Valle Sagrado de Perú. Es una aventura para personas sin experiencia en escalado o deportes de riesgo pero que gustan de las emociones fuertes y la adrenalina; tienes que subir 122 metros de altura entre escarpadas montañas, para llegar a una de las cápsulas de siete por dos metros  y entrar por una escotilla superior. Casi nada. Ese será el lugar dónde vas a dormir. Cada suite cuenta con cuatro camas, un comedor y un baño. Las luces interiores son alimentados por baterías solares que cargan durante el día. Incluso el baño seco tiene una cúpula de observación.

peru2peru1

Están fabricados en policarbonato de alta resistencia y aluminio aeroespacial, por lo que puedes imaginar que son altamente resistentes a golpes y a la intemperie. Una compañía peruana es la encargada de gestionar este nuevo tipo de alojamiento, Natura Viva.

peru3

Una noche inolvidable puede costarte alrededor de 290$, incluyendo cena, desayuno y seguro.
¿Merecerá la pena la experiencia?

Posted by in Vivir viajando

Deja un comentario

Únete a la comunidad de nómadas digitales de DNomad.Club