Espíritu nómada en 14 mujeres

*Este artículo es parte de una serie que comienza en este artículo de aquí. Léelo y la información te será más completa 😉

¿Cómo empezó ese espíritu nómada?

alba-espíritu nómada Alba: Mi pasión por viajar viene desde muy pequeñita. Mi papá trabajaba  fuera de mi ciudad y en las vacaciones o puentes mi mamá, mi hermana y yo íbamos a visitarlo donde estuviera. Y en algunas vacaciones hacíamos un viaje al extranjero en familia y los recuerdo con la mejor de las sonrisas.

Cuando era adolescente empezaron mis viajes con amigas por Europa, mi primer viaje como voluntaria a Marruecos a mis 18 años y muchas aventuras más que vinieron después y que estoy viviendo ahora. El viaje como voluntaria hizo que algo cambiara dentro de mí. Ese viaje me hizo perder el miedo a viajar sola, aprender que el viajar no es hacer turismo. ¡Viajar significa mucho más! Lo que hizo que se despertara en mí la curiosidad de viajar alrededor del mundo y conocer de primera mano cómo viven las personas en cada país, a que se dedican, como es su cultura y aprender de ellos todo lo que pueda y ayudar en lo que esté en mis manos aunque sea con un pequeño gesto. Unos años más tarde hizo su primer viaje sin billete de vuelta que duró 5 meses y del cual acaba de regresar. Esta ha sido una experiencia increíble de la que he aprendido y me he enriquecido muchísimo.

ana_espíritu nómadaAna: Viene de mis padres, no recuerdo un solo verano sin recorrer España. Con mi primer sueldo hice mi primer viaje en avión. Y desde ese momento sólo desee más. Siempre he tenido el mismo trabajo, me fui de casa joven y desde entonces mi vida empezó de 0. El motor de mi trabajo es la constante motivación por describir mundo en el siguiente viaje.

ani_espíritu nómadaAni: Me viene de serie. Cuando era pequeña siempre viajaba con mis padres por toda España tanto de turismo como viajes deportivos: a esquiar, a hacer montañismo, a escalar, a patinar sobre hielo…también viajé mucho con el equipo en el que yo competía nadando. Siempre me sentí cómoda en movimiento por esa razón supongo que ya viví en cuatro ciudades y casi una veintena de pisos hasta ahora pero creo que el momento en concreto donde supe que no podría quedarme en un mismo lugar mucho tiempo fue cuando estuve viviendo en Italia por una beca universitaria. Es una maravillosa condena la de tener que estar constantemente cambiando y buscando nuevos caminos, nuevos retos, nuevas vidas dentro de una sola. El viaje de mi vida.

bea-espíritu nómadaBea: No sabría decir exactamente cuando empezó todo, desde que tengo uso de razón me recuerdo imaginando viajes y aventuras en distintos lugares del mundo así que creo que mi pasión por viajar ya venía conmigo cuando nací. Diría que todavía me queda mucha evolución como viajera, muchos aprendizajes y un largo camino por recorrer en este ámbito.

erika-espíritu nómadaErika: Todo empezó cuando era bien pequeña, mi padre cada año conducía kilómetros y kilómetros cruzando toda España para pasar las vacaciones junto a él. Después esto ha ido evolucionando hasta que finalmente comencé con los viajes largos y encontré mi modo de vida. Probé una vez un viaje organizado, a Egipto, y descubrí que eso no era para mí, que no me gusta que organicen mi tiempo ni me lleven como una ovejita a dónde quiera el guía. También comprendí que viajar con más gente, es genial para un periodo de tiempo corto, pero para los viajes largos no lo veo por la cantidad de cosas, de personas, de experiencias que me pierdo de esta forma.

laura-espíritu nómadaLaura: Tuve una pareja a la que le apasionaba viajar y de ahí vino mi curiosidad por descubrir el mundo. En ese mismo periodo, me surgió la oportunidad de trabajar en Madrid y me desplacé de Bilbao (mi ciudad natal) a Madrid, donde estuve dos años. Dentro de mi puesto de trabajo, me ofrecieron la opción de trabajar en Europa y no lo dudé ni un segundo, es más, ¡yo lo solicité! Estuve trabajando en Alemania, Francia, Grecia, Polonia, Italia, Holanda, Reino Unido y en diversos puntos de España. La mayoría de los fines de semana los aprovechaba para visitar ese mismo país o un país cercano (los vuelos europeos son mucho más baratos desde países céntricos como Holanda o Alemania). Y fué ahí donde me enganché… pero no me valía con estar viajando por Europa en mis meses de trabajo, en mis meses de vacaciones comencé a hacer viajes más largos… un mes entero fuera, unas semanas fuera, voluntariados… siempre volando el mismo día en el que me cogía vacaciones y regresado el día anterior. No me gusta perder ni un solo día.

leure-espíritu nómadaLeure: Todo empezó cuando tenía 12 años y mi familia y yo emigramos al norte de Cataluña, a un pequeño pueblo de montaña llamado Sant Hilari Sacalm en Girona. Dejamos todo atrás, nuestra familia y amigos, nuestra casa, y nuestra preciosa tierra, Valencia. Los siguientes años, un sin fin de idas y venidas en coche nos convirtieron en una familia nómada, que pasaba el tiempo viajando al que creía que era su hogar. Con el tiempo aprendimos que el hogar es el lugar en el que vives y construyes el presente, pero también el sitio que te ha ayudado a crecer y a ser como eres. Entonces, comprendí que mi casa estaría donde me llevara mi corazón, y que todos esos lugares serían mi hogar. Hoy, aun lo sigo buscando…

lidia-espíritu nómadaLidia: Nací con alma nómada, ya desde temprana edad sentí esa inquietud por descubrir nuevos lugares. Me encantaba explorar barrancos, recorrer caminos y subirme a los árboles que había cerca de mi casa. Con 8 años hice mi “primer viaje”, una tarde me fui caminando sola hasta la casa de mi abuela, que vivía a unos cuantos kilómetros de la mía. Me gané una bronca tremenda, pero os prometo que valió la pena vivir esa sensación de movimiento en libertad, y desde entonces no cesó ya la pasión de recorrer y descubrir nuevos lugares, a mi elección y a mi ritmo.

miriam_espíritu nómadaMiriam: La verdad es que siempre me ha gustado viajar. De pequeña viajaba de vacaciones con la familia y disfrutaba los trayectos de coche observando los paisajes e inventando historias sobre todo aquello que veía. Un verano decidí irme a trabajar a Blackpool, en el norte de Inglaterra. Allí no sólo mejoré mi inglés sino que compartí casa con otras 15 personas más de diferentes nacionalidades. Convivir con tanta gente te ayuda a compartir, ser tolerante, paciente, adquirir recursos que desconocías que tenías y sobretodo a darte cuenta que existen diferentes realidades. Después de ese verano volví a Barcelona y acabé mi carrera. Hice algún viaje organizado por Egipto y Túnez pero no hay nada como organizarte tu propio viaje o no hacerlo y dejarte llevar cada instante. Así es como viajo últimamente, sin horarios, sin rutas, disfrutando de cada instante y dejándome llevar.

oihane-espíritu nómadaOihane: La verdad no sabría decir bien cuando se inició la aventura viajera, supongo que naces con ella… de pequeña, con mis padres, ya viajábamos mucho, les gustaba el movimiento, viajes en coche, salidas de camping, veranos de campamentos, si habían días seguidos de fiesta siempre íbamos algún sitio y eso me ha enseñado a moverme a mí tambien amoldándome perfectamente a cada lugar y circunstancia. Cuando estar quieta te agobia y ves que no aporta gran cosa a tu vida el paso viene solo. De todas formas, yo creo que es bueno contar con un “campamento base” donde volver y ver a tus amigos de siempre, familia, etc… hay que disfrutar de todo en todo momento. He tenido la gran suerte de dedicarme siempre a mi pasión, terapeuta-masajista. Espero poder seguir ofreciendo y aprendiendo de esta profesión tan energética durante mucho tiempo más. Cada viaje es una evolución y la vida misma te hace ir evolucionando, si se es consciente de ello no hace falta ir muy lejos. De pequeña, iba casi todos los veranos de campamentos y doy gracias a ellos de saber adaptarme a cualquier entorno y saber “trabajar en equipo”. Creo que es muy importante que los más pequeños sepan contactar con su entorno y respetarlo como tal. Campamentos de supervivencia, deportivos, de inglés, multiaventura, granjas escuela donde cuidar y tratar con animales, y sí, limpiar cuadras y cacas… ¡Todas estas experiencias, al final, te hacen ser quien eres!

raquel_mujeresnómadasRaquel: De niña viajé mucho con mi familia, no solo en vacaciones, sino también acompañando a mis padres en su trabajo (eran comerciantes y yo moría por ir con ellos a comprar en las diferentes ferias a las que asistían en Alemania, Portugal, Francia… o a visitar a distintos clientes en España). Eso me enseñó que siempre hay que darse la oportunidad de salir a buscar fuera mejores oportunidades, porque estas suelen estar al final de una carretera o al aterrizar un avión.

Después, en la rebeldía de la adolescencia quise huir del hogar, y mi familia me facilitó la posibilidad de salir de casa con su paraguas a estudiar a otros lugares lejos de mi ciudad natal. Así pasé tres años viviendo por mi cuenta (y con el dinero de mis padres) en Inglaterra, Francia y Galicia.

Más tarde de joven, cuando volví a Madrid, continué en el negocio familiar, ocupándome más activamente de las compras y la búsqueda de tendencias y materiales en el gremio.

Finalmente, cuando me enamoré de un hombre extranjero y decidí ser madre con él, me di cuenta de que si quería tener la libertad de trabajar y cuidar de mis hijos viviendo a caballo entre nuestros dos países tenía que flexibilizar mi profesión. Así decidí convertirme en nómada digital.

rosa-espíritu nómadaRosa: Creo que todo empezó desde muy pequeña, mi familia debido al trabajo de mi padre que era camionero vivimos en muchos lugares. Comienzo a viajar cuando me divorcio, la pasión por viajar la comparto con mi hermana Katy que siempre viajamos juntas. Después de varios viajes organizados, descubrí que me gusta equivocarme, compartir, aprender, ”buscarme la vida”, pero… sin ir detrás de un grupo que siempre lleva prisas.

sara-espíritu nómadaSara: Todo empezó siendo muy muy pequeñita. En un supermercado vi un libro de viajes por Europa. Me puse tan pesada que mi madre acabó comprándolo. Y cada día me sentaba a mirarlo y veía las fotos y le decía a mi madre: algún día conoceré todos estos lugares. Eso sumado a mi temprana pasión por Egipto dieron el resultado de lo que soy hoy.

 

¿Curiosx por saber que más respondieron? 🙂

Mujeres Nómadas

Únete a la comunidad de nómadas digitales de DNomad.Club