Libérate de las mentiras que te contaron

¿Cómo ser libre en el trabajo?

En algún momento en el pasado, alguien inventó que necesitábamos crear un padrón común de trabajo. Que deberíamos trabajar durante cinco o seis días y descansar uno o dos. Después alguien inventó que teníamos que trabajar ocho horas al día, cuarenta horas a la semana.

Y ahora las personas tenemos que estar conectados todo el tiempo y no podemos estar desconectados si lo que queremos es prosperar en el mercado laboral. Mientras estás desconectado, hay alguien que está conectado y trabajando, pasando por encima de ti.

Una vez más me pregunto:

¿Quién inventó todo esto?
¿Y quién dijo que tengo que estar de acuerdo?

libérate_dnomadclub

Lo normal es vivir en piloto automático y hacer cosas sin cuestionar nada, a fin de cuentas, así es como el mundo funciona y así es como son las cosas.

Yo nunca acepte muy bien respuestas del tipo “esto es así”, “todo el mundo lo hace”.

Creo que en mi infancia quedaba dolido por esas respuestas, pero confieso que acabé siendo adiestrado. Yo mismo comencé a usar muchas de esas respuestas. Especialmente cuando quería justificar algo que replicaba a los otros. Cosas del tipo, “Oh, pero si todo el mundo bebe” o “todo el mundo tiene que trabajar el lunes”, “todo el mundo tiene que levantarse temprano”, “todo el mundo tiene que ir a la universidad”.

Cuando la frase comienza con “todo el mundo tiene que…“, debes dejar de escuchar, probablemente lo que viene es alguna mentira que van a hacerte creer.

Eres libre. Siempre lo has sido y lo seguirás siendo.

Sólo tienes que desatar todos los nudos que te hicieron. De todas las ideas falsas que se han sido plantadas en ti.

No tienes que hacer nada. Sólo lo que quieras. Y eso es todo.

Realmente creo eso. Y no soy un anarquista. No quiero caos. Creo en el orden. Pero en el orden natural de las cosas.

Sólo quiero que las personas vivan en un mundo libre.

Donde cada uno tiene la oportunidad de ser lo que realmente es.

Cuando empiezo a hablar de esto, siempre aparecen las mismas preguntas.

libérate_dnomadclub1

Si todo el mundo hace lo que quiere, nadie va a hacer el trabajo sucio que nadie quiere hacer, como limpiar el  baño, por ejemplo.

Cuando el baño comience a quedar sucio, vas a querer que quede limpio. Entonces vas a querer limpiarlo.

“Siempre va a existir uno que va a hacer más que los otros y uno que no va a hacer nada”

Cuanto más se evoluciona en un sentido de comunidad, más ganas se tienen de servir al grupo y al todo.

Recuerda cuando viajas con tus amigos. Siempre hay alguien que hace más y otro menos. Y no por eso tú dejas de hacer tu parte.

Trabajabas en el campo, ayudabas en la limpieza, lavabas los platos. Y todo estaba bien. Estabais juntos, os divertisteis y fuisteis felices.

“Si dejas a las personas que hagan lo que ellas quieren, vas a tener gente que solo querrá estar en la piscina o descansando”

Eso quizá pueda ocurrir en los primeros días. Pero después de un tiempo de descanso, vas a sentir la necesidad de producir algo. De contribuir junto a los otros. De contribuir con el grupo y con la sociedad.

En los momentos de ocio es probable que empieces a oír más. Y cuanto más oyes, más tu corazón habla contigo. Y siempre te orienta en aquello que debes hacer increíble. Viniste aquí con una misión. No hemos venido para quedarnos en la piscina todo el día.

libérate_dnomadclub2

Y cuando comienzas a ir despacio, lo recuerdas.

En el momento en el que recuerdas a qué has venido aquí, tu vida se vuelve más interesante. Y la vida comienza a ayudarte. La vida pasa a cuidar de lo que estás haciendo y de lo que has venido a hacer aquí.

Nosotros estamos emprendiendo en un modelo que hemos llamado “EMPRESA LIBRE”. Todo el mundo es libre para ser quién es de verdad. Para elegir como quiere desarrollarse, en qué actividad, por cuánto tiempo y desde dónde quiere trabajar.

Ha sido una gran experiencia. Un gran desafío con muchas lecciones, pero que cada día se fortalece más lo mucho que creo en este modelo. Cada día creo más que el camino que nuestra sociedad siguió no tiene ningún sentido. Y que tal vez, ese sentido opuesto que estamos siguiendo puede tener razón.

Todo esto me da fuerzas para arriesgar más, para explorar más posibilidades, para preguntarme más.

Cuanto más me pregunto, más recuerdo.
Y cuanto más recuerdo, más próximo del fin quedo.

Únete a la comunidad de nómadas digitales de DNomad.Club