Lo que no sabías que podías hacer después de los 30

Hola somos Mónica y Sergio, dos madrileños de lo más normales aunque algunos digan lo contrario 😉 Apasionados por los viajes, los tatuajes y el desarrollo personal. Nuestra pasión por viajar empezó en diferentes momentos.

Yo siempre soñé con participar en la Ruta Quetzal desde pequeña, y no me perdía ningún reportaje que hablara de otros países. Coleccionaba atlas y pasaba horas mirando sus mapas soñando algún día estar en todos esos países.

Para Sergio comenzó con el interrail que nos llevó a recorrer Francia, Bélgica y Holanda junto a unos amigos cuando teníamos 21 y 22 años. Aquello marcaría un antes y un después.

Desde entonces siempre que teníamos la oportunidad nos íbamos de viaje. Primero por Europa y más tarde a otros continentes, y así llevamos desde el 2000.

después de los 30

CAMBIO DE VIDA DESPUES DE LOS 30

Nuestra vida hasta el 2014 era de lo más normal, viajes, trabajo, casa (por suerte alquilada, nunca quisimos hipotecarnos), familia y amigos.

Pero llevábamos unos años con la sensación de que esa vida no era para nosotros. Los viajes ocupaban gran parte de nuestro tiempo y necesitábamos que lo ocuparan aún más.

Pero como siempre los miedos nos impedían dar el paso.

Nos sentíamos atrapados en una ciudad y en una rutina que no queríamos, y teníamos la sensación de que el tiempo se nos iba y no estábamos aprovechándolo.

POR FIN PASAMOS A LA ACCIÓN

Después de pasar por un año bastante complicado debido a esto, en 2013 tomamos la decisión de que en enero de 2014 comenzaría nuestro cambio de vida.

después de los 30

Parece que hasta que tu salud no se resiente no eres capaz de enfrentarte a tus miedos.

No fue nada fácil.

Constantemente nos preguntábamos porque no podíamos ser felices con una vida convencional.

Era como un lucha interna, pero nunca fuimos conformistas y esa vez no iba a ser diferente, habíamos tomado la decisión y no queríamos volver atrás.

Entonces nos surgieron varias preguntas:

¿Qué queríamos hacer aparte de viajar?

¿Cómo podíamos hacer para unir todas esas ideas que teníamos en nuestra cabeza?

¿Podríamos encontrar la manera de vivir viajando y sentirnos libres?

Las respuestas a todas estas preguntas no podíamos encontrarlas si seguíamos donde estábamos, nos encontrábamos bloqueados y metidos en una rutina con la que teníamos que romper.

Decidimos ahorrar durante un año más para poder tener un buen colchón que nos permitiera mantenernos durante un tiempo sin tirar de todos nuestros ahorros.

Y así hicimos.

Durante ese año empezamos a ver las cosas de otra manera, ya no nos hacían falta tantas cosas materiales, así que decidimos vender muchas de ellas porque no las necesitábamos.

Las salidas a comer o cenar las redujimos bastante y también los viajes durante ese año.

El 31 de diciembre yo dejé mi trabajo de enfermera en el hospital, y un mes más tarde lo haría Sergio en la empresa que trabajaba como administrativo financiero.

En febrero del 2014 con 31 y 32 años tomamos rumbo al sudeste asiático.

Tomamos la decisión de pasar tres meses recorriendo Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam. Para más tarde hacer algo que teníamos muchas ganas y que sabíamos que nos vendría muy bien para descubrir que íbamos a hacer con nuestras vidas.

Nos iríamos a vivir a Menorca por un tiempo ilimitado.

ENCONTRAMOS NUESTRO CAMINO

Durante el viaje por el sudeste asiático desconectamos totalmente, era lo que necesitábamos.

Tomamos distancia y comprobamos que había otras maneras de vivir, que no estábamos locos queriendo cambiar de vida.

Disfrutamos de la libertad verdadera que a nosotros nos aporta viajar.

después de los 30

Una vez en Menorca encontramos trabajo los dos durante unos meses. Tras los cuales emprendidos diferentes formaciones que siempre habíamos querido hacer pero por tiempo nos era imposible.

Yo me formé como coach y comencé a trabajar con mis primeros clientes, y Sergio se formó en operativa bursátil, algo que siempre le ha apasionado.

Allí hemos estado un año y medio. Encontramos la tranquilidad que buscábamos y necesitábamos para descubrir que era lo que queríamos y cómo lo íbamos a llevar a cabo.

Tener nuestro propio proyecto que nos diera libertad para poder trabajar desde cualquier lugar del mundo, esa fue nuestra conclusión, por lo que debíamos emprender algo que fuese online.

Creímos que sería bueno aportar todo aquello que habíamos aprendido, cómo habíamos superado todos los obstáculos y los miedos para dejar nuestra “vida estable”.

Y que mejor forma que hacerlo, que orientarnos a personas que estaban en la misma situación que nosotros habíamos estado y que sentían los mismos miedos.

Leer a otros bloggers y ver como ellos lo hicieron, siempre ayuda mucho, ya que en ocasiones nos sentimos perdidos o incomprendidos por nuestro entorno, y tener un apoyo siempre es importante.

después de los 30

Decidimos formarnos en blogging y crear nuestro propio blog “Coaching Viajero” que vió la luz a mediados de septiembre de este año.

En él hemos unidos dos pasiones, el desarrollo personal y los viajes.

Y va dirigido a todas aquellas personas que quieran hacer un cambio en sus vidas, y viajar sea una parte de ello.

También hablamos de tatuajes, otra de nuestras pasiones compartidas.

Siempre hemos viajado para tatuarnos con artistas de diferentes países, o incluso aquí en España.

Creamos una sección donde entrevistamos a tatuadores de todo el mundo, para que la gente sepa dónde ir a tatuarse durante un viaje.

Todo ésto lo hemos compaginado con otros trabajos hasta octubre, para poder mantenerlos y pagarnos las formaciones y algún viaje que hemos hecho durante este año y medio. Y ahora nos dedicamos plenamente a nuestro blog.

UNA NUEVA ETAPA

Después de un año y medio sentimos que nuestro tiempo en Menorca había terminado, al menos por ahora, ya que nunca cerramos puertas a nada.

Habíamos llegado a la isla con unos objetivos que estaban cumplidos y ahora necesitábamos comenzar nueva etapa en la que centrarnos en nuestro proyecto.

después de los 30

Lo que si tenemos claro es que no nos arrepentimos de la decisión tomada, que ahora nos sentimos libres de decidir qué hacer con nuestras vidas y que muchos miedos de los que teníamos antes y después de tomar la decisión, han desaparecido.

Para nosotros lo más importante es intentar cumplir nuestras metas, tener unos objetivos e ir a por ellos, para no arrepentirnos en un futuro.

No hay que dejar que los miedos nos paralicen, hay que ser valiente y comenzar a caminar.

Ahora con 33 y 34 años hay gente que nos pregunta por qué no lo hicimos antes.

Pero no creemos que la edad sea importante en esto. Cada uno tiene su momento, y el nuestro llegó cuando tenía que hacerlo.

¡Que narices! la edad es solo un número, y no está reñida con la ilusión, la pasión, la motivación ni la valentía.

A principios de año nos iremos de nuevo de viaje, nuestro cuerpo lo pide a gritos y estamos deseando coger la mochila.

No tenemos nada planificado, iremos viendo por el camino. Somos de los que nos gusta improvisar y casi siempre acabamos decidiendo todo en el último minuto, es algo que por más que intentamos cambiar, no podemos.

Nos vemos en la ruta 😉

 

REGALO:

Tal vez estés pasando por una situación parecida a la que nosotros vivimos, y tus miedos y dudas te impidan dar el paso. Hemos creado un ebook para que puedas crear tu propio plan de acción “7 pasos para crear tu plan de acción en 30 días e irte de viaje”. Puedes descargártelo de manera totalmente gratuita aquí.

 

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales Facebook, twitter o google+ y por supuesto en nuestra página.

Únete a la comunidad de nómadas digitales de DNomad.Club