Marcharte es muy difícil…hasta que te marchas

Y entonces marcharte es la cosa más fácil del mundo, eso decía John Green en Ciudades de papel y nosotros pensamos lo mismo.

Si estás leyendo esto es probable que hayas tenido esos días en los sientes que estás totalmente fuera del agua, en los que piensas, ¿estaré haciendo lo correcto? ¿o simplemente me estoy dejando llevar por lo que me han dicho que debo hacer?, ¿por qué sólo quieres marcharte? . Y tomas fuerza y te propones cambiar, pero…al día siguiente tus hábitos y rutinas te llevan a hacer las mismas cosas que ayer, eso de marcharte queda olvidado hasta que vuelves a sentirte fuera del agua, y así cada día más frustrado.

lanzarse6

Pero…¡es tan complicado decidir marcharte!

Tienes que luchar con lo que dice tu familia, lo que dicen tus colegas de trabajo, tus amigos, los medios…todos parecen contentarse con la vida que llevan, ¿por qué tú, simplemente, no puedes?

Yo tenía ese mismo problemas, hasta que decidí agarrar la vida, salir de mi espacio de confort y saltar con fuerza. ¡Y sí, es posible! Sólo es cuestión de ir moviéndote hacía aquello que te hace vibrar y sentir llena de energía. ¿Sabes esa sensación de que realmente estás haciendo algo que te hace inmensamente feliz pero que es una completa locura? ¡Estás en el camino cierto!

Marcharte no va a ser fácil, muchas de las personas más importantes para ti no te van a apoyar, habrá momentos en los que parecerá que nada merece la pena, trabajarás mucho más que las personas que tienen un sueldo fijo y van de copas los fines de semana pero, puedo asegurarte que tu pasión por algo es lo más importante, y saldrá bienAtrévete a marcharte, a sacar tus ideas y sueños del papel y ponerlos en práctica. Rodéate de personas optimistas y ofrece lo mejor de ti cada día. Disfruta el camino, sé feliz y cumple, con paciencia, aquello que te propongas.

lanzarse4

¿Qué me hacía sentir llena de vitalidad?

No sabía cómo hacerlo, pero quería conocer en profundidad nuevos países, tener la libertad de trabajar para mi misma, despertar sin saber que iba a ocurrir durante el día ni dónde estaría en el siguiente, compartir experiencias inimaginables con personas que me inspiraban profundamente, relacionarme con culturas diferentes, probarlas y ser consciente de que la vida está formada por una sucesión de momentos en los que, por fin, yo era quién los controlaba.

Y sin darme cuenta, todo comenzó a fluir. Simplemente así, sin trampa ni cartón. Viviendo según tus principios y despertándote con una sonrisa todos los días.

lanzarse2

¿Y tú, con qué sueñas?
¡La inspiración es un bien muy preciado y hay que compartirlo!

Deja un comentario

Únete a la comunidad de nómadas digitales de DNomad.Club