Un libro para viajar

Por el 2012 no sabía que hacer con mi vida. El camino que estaba recorriendo no tenía nada que ver conmigo. Era un Yo vacío, falto de concepto de vida, con el piloto automático nadando en el confort que da el cero riesgo. Sin saberlo, el gris dominaba todo.

En los viajes de vacaciones que hacía año tras año había comenzado a intuir que viajar era el camino más probable hacia mi felicidad.

unlibro_dnomadclub3

Fue por eso que decidí dejar todo ese gris y desarmar aquello que había construido: un trabajo estable, un buen sueldo a fin de mes, una casa propia, dos gatos, unas lindas vacaciones anuales y varias deudas. Marché a Rumania a un programa de voluntariado. Durante el año que duró el proyecto, me dediqué a viajar y ser feliz. Allí se gestó otro Yo: el Yo viajero.

unlibro_dnomadclub4

Con el camino en funcionamiento; junto a los países que conocía, las culturas y gente que descubría; se fue gestando el gusto por el movimiento. Muchas historias caían a mi, demasiada información y aprendizaje me daban motivos para hacer eso que me apasionaba desde pequeño y que la universidad había potenciado: Escribir. Así, comencé a construir un Yo complementario: el Yo escritor.

unlibro_dnomadclub5

Por eso, Letras de Viaje nació como blog. Como una bitácora para compartir lo que me sucedía en el camino.  De regreso a Uruguay, supe que ya no había paso atrás: debía seguir camino.

Luego de decidirme por volar a México y de allí naufragarme al mundo, me propuse escribir un libro. Este sería el sustento básico del viaje. Mi Yo ya estaba definido: escritor nómada. De esa manera Letras de Viaje se convirtió en libro.

unlibro_dnomadclub1

Un libro con patas que caminó por centro América y México. Vagabundeó por las playas del Caribe, las montañas de algún país centroamericano o el verde intenso de alguna selva. Cruzó Océanos, habló con nacionalidades de todo el mundo y renació muchas  veces en formas distintas.

Este libro fue un reto a verme frente a una realidad totalmente desconocida. Jugando a desafiar mis conformidades, porque cuando comencé a escribirlo no tenía idea de cómo se escribía un libro. Cuando lo terminé, no tenía idea cómo se diseñaba uno. Cuando quedó diseñado, no tenía noción de cómo armarlo físicamente. Se fue acomodando a la ruta, siempre.

unlibro_dnomadclub2

Hoy, luego de un año y medio, lo veo como esa huella vieja que marcó mis primeros pasos en este mundo de la escritura y los viajes. Las primeras páginas de un libro que nunca termina de escribirse, porque tal es la vida del nómada: transformación constante de eso que se conoce. Muchos Yo en construcción infinita.

Nunca hay una conclusión, siempre tendremos en revisión aquello que sabemos. Derribar nuestras certezas y nacer con ojos nuevos cada día. Jugar a vivir, esa es la cuestión.

unlibro_dnomadclub7

¿Por qué una versión independiente y artesanal?

La versión artesanal tiene otro vínculo del objeto (el libro) con el creador (yo) y el receptor (vos). Piensa que cada palabra fue puesta por mi, cada hoja fue cortada, acomodada y pegada; las tapas cortadas y pegadas al libro. Esto le da otra personalización, se establece otro vínculo entre el escritor y el lector, porque te lo estoy dando yo, vos me escribiste, intercambiamos mails. Al libro, ante todo, lo precedió el diálogo. Vos tenés un acercamiento en primera persona con la quién lo escribió. Ese es el poder que tiene algo hecho artesanalmente.

unlibro_dnomadclub6

¿Quieres saber más sobre Letras de Viaje?

Si querés hacerte con el libro rellena este formulario. Podés hacerte con la versión digital o impresa (esta viene con otro libro de regalo que se llama “Cuentos de Bolsillo”).

Nicolás Marrero

Deja un comentario

Únete a la comunidad de nómadas digitales de DNomad.Club